Miércoles, 15 Agosto 2018
BREAKING NEWS
Jueves, 26 Julio 2018 20:05

Trump insiste en tema Putin

     “No cedí nada” ante Putin, declara el mandatario
     Donald Trump, subrayó que no cedió “nada” en su encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, después de la polémica cumbre de Helsinki entre ambos mandatarios. “Cuando escuchen a los Medios Falsos hablar de manera negativa sobre mi encuentro con el presidente Putin y todo lo que cedí, recuerden, no cedí NADA, simplemente hablamos de futuros beneficios para ambos países”, recalcó Trump en un mensaje en Twitter.
     Además, apuntó que los dos líderes se llevaron “muy bien” algo que “es una buena cosa, excepto para los Medios Corruptos”.
     Trump recibió un aluvión de críticas tras la cumbre de Helsinki en la que desautorizó a las agencias de inteligencia estadounidenses al señalar que creía a Putin al negar que hubiese habido injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.
     Posteriormente, el mandatario se retractó al afirmar que se había “expresado mal” y dijo creer las informaciones de sus servicios de inteligencia, entre ellos el FBI y la CIA, de que Moscú trató de interferir en los comicios presidenciales en los que finalmente se impuso a su rival, la demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, días después, volvió a asombrar la opinión pública de EEUU al informar que había invitado a Putin para una segunda cumbre en Washington en otoño. Esa invitación abre la posibilidad de que Putin visite Washington justo antes o después de las elecciones legislativas previstas para el 6 de noviembre.

Publicado en Nacionales
Jueves, 26 Julio 2018 20:01

Reducir Migración

     Andrés Manuel López Obrador y su gran triunfo hacen que Trump cambie estrategia con México
     El electo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le propuso mediante una carta al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, una serie de políticas para reducir la migración y concretar acuerdos para enfrentar de manera conjunta problemas bilaterales.
     La carta se entregó al equipo de trabajo que encabezó el secretario de Estado de EE.UU., Michael Pompeo, que visitó México el 13 de julio para reunirse con López Obrador, en lo que fue el primer acercamiento del líder izquierdista con miembros del Gobierno de Estados Unidos. El futuro canciller, Marcelo Ebrard, fue el encargado de leer la misiva de López Obrador, quien le propuso a Trump “hacer un esfuerzo por avanzar en las áreas sustantivas en las que está la esencia de la relación bilateral: el comercio, la migración, el desarrollo y la seguridad”.
     El ganador de la elección del 1 de julio consideró “necesario encontrar un camino común en esos cuatro temas para avanzar en otros puntos de la relación bilateral”.
     Ebrard recordó que la propuesta tiene como objetivo iniciar una nueva etapa en la relación entre ambos países “basada en el respeto mutuo y en la identificación de áreas de entendimiento en intereses comunes”.
     En materia de comercio, López Obrador le dijo a Trump “que vale la pena hacer un esfuerzo por concluir la renegociación” del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) “ya que prolongar la incertidumbre podría frenar las inversiones a mediano y largo plazo, lo que dificulta el crecimiento económico de México”.
     Le recordó que una parte de su equipo acompañará al del Gobierno mexicano actual que retomará pláticas el 26 de julio en Washington.
     Mientras que en asuntos de migración, le dijo que el propósito fundamental de su Gobierno “será que los mexicanos no tengan que migrar por pobreza o violencia y que la migración sea optativa y no necesaria”.
     “Nos esforzaremos en lograr que las personas encuentren trabajo en sus lugares de origen”, apuntó.
     Sobre el problema de la migración, López Obrador señaló a Trump que “se debe atender de manera integral” mediante un plan de desarrollo que incluya a los países de Centroamérica.
     “Si en este plan participa Estados Unidos y México e incluimos a los países centroamericanos aportando recursos de acuerdo a su economía podría abrir una enorme cantidad de recursos para el desarrollo de la región”, expuso.
     Señaló que el 75 % de los recursos de ese plan se destinaría a proyectos para el desarrollo y el 25 % al control fronterizo y seguridad y de esa forma se atenderían las causas que originan el fenómeno de la migración.
     Le anticipó que su proyecto de Gobierno desterrará la corrupción, abolirá la impunidad y actuará con austeridad “y todo el ahorro lo utilizará para financiar el desarrollo del país en diferentes proyectos productivos”. Adelantó que en la frontera norte de México se creará una zona libre o franca para promover la inversión, el desarrollo productivo y la generación de empleos “y será la última cortina para retener trabajadores” de su territorio.
     Dijo que en México, a partir del 1 de diciembre, cuando tome posesión “habrá muchos cambios”.
     “Y estoy seguro que podemos llegar a acuerdos para enfrentar juntos los problemas bilaterales, respetando en todo momento los derechos humanos”, agregó.

Publicado en México
Jueves, 19 Julio 2018 14:39

Cambia enfoque

     La contundente victoria de López Obrador a la Presidencia de México cambió la estrategia diplomática de Donald Trump con el país latinoamericano, y prueba de ello fue la visita de una delegación de altos funcionarios encabezada por su secretario de Estado, Mike Pompeo, que puede abrir una nueva era.

     Expertos y medios de comunicación han llegado a calificar esta nueva etapa entre México y Estados Unidos de idilio, un giro en la relación entre ambos países, que si bien nunca ha sido del todo fácil, se recrudeció con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca. Este cambio de timón en la Administración del republicano se hizo patente con la visita de Pompeo junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el yerno y asesor del presidente, Jared Kushner.

     No obstante, ya se dejó entrever este cambio de relaciones diplomáticas cuando Trump felicitó a López Obrador poco después de que los sondeos a pie de urna lo dieran como vencedor.

     “Estoy muy deseoso de trabajar con él. ¡Hay mucho que hacer que beneficiará tanto a Estados Unidos como a México!”, escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

     El analista político Salvador García Soto comentó que la visita de altos funcionarios es una “buena señal” tras meses difíciles por el tono “áspero y duro” de Trump, que propinó ataques constantes a México.

     Por ejemplo, con la promesa de construcción de un muro fronterizo a lo largo de los más de 3.000 kilómetros de frontera. Este cambio de actitud llega tras la apabullante victoria de López Obrador el 1 de julio, por más de 30 puntos porcentuales frente al segundo aspirante. Este triunfo habría lanzado un mensaje claro al republicano. “Hay un presidente más fuerte”, explicó García Soto.

     López Obrador hizo entrega de una “propuesta de bases de entendimiento” a Pompeo que pretende sentar unos pilares comunes en comercio, desarrollo, migración y seguridad. En rueda de prensa, López Obrador remarcó que no se pueden dar más detalles del documento hasta que no esté en manos de Trump, y luego se divulgará con “total transparencia”. No obstante, ya se conoce que temas espinosos como el muro no es abordado en este documento.

     “Hay un planteamiento de enfrentar el fenómeno migratorio de manera integral, atendiendo a las causas y tomando en consideración a los países centroamericanos”, se limitó a decir el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

     Para García Soto, la entrega de este documento fue un hecho “inédito” y que puede marcar un antes y un después en la relación bilateral, porque normalmente es la Casa Blanca “quien fija la línea por la que caminar”. Este periodo de transición hasta el 1 de diciembre, cuando López Obrado asumirá el cargo, puede ser una “luna de miel” siempre que el “carácter” de ambos mandatarios no rompa con la dinámica ni el “cortejo político y diplomático” de Trump, indicó. El analista previó más diálogo y puentes de comunicación, incluso una visita de López Obrador a Washington.

     “Pero hay que esperar que se sienta López Obrador en la silla presidencial para ver cómo es la dinámica entre países, porque la relación nunca ha sido fácil para un presidente mexicano”, apuntó.

     Para la doctora en Ciencias Sociales Leticia Calderón Chelius, el encuentro fue “muy positivo” en “términos simbólicos” porque escenificó una “despresurización” de la relación bilateral.

     “A final de cuentas, la situación tan delicada con Estados Unidos podrá encontrar nuevos rumbos, y para México sería ideal”, apuntó a medios, y habló de una “nueva narrativa” en la diplomacia gracias al “contundente” triunfo del izquierdista.

Publicado en México
Jueves, 12 Julio 2018 15:06

Drama de niños

     Solos ante la corte, el drama de muchos niños migrantes bajo las políticas de Donald Trump.

     Algunos tienen menos de cinco años y dicen su nombre con dificultad, pero eso no exime a los niños separados de sus padres en la frontera con México de comparecer ante un juez de inmigración, en muchos casos sin ni siquiera un abogado. La dura imagen de estos niños inmigrantes solos ante el juez es una escena cada vez más frecuente en las cortes de inmigración de todo Estados Unidos.

     “Son niños tan pequeños que cuando les preguntas ¿Cómo se llama tu papa? Ellos responden: ‘papá’. y ¿tu mama?: ‘mamá’”, dice Yliana Johansen-Méndez, abogada del Immigrant Defenders Law Center con base en Los Ángeles.

La presencia de menores solos frente a una corte de inmigración no es algo nuevo, pero sí lo es que los convocados a las audiencias sean niños de tan corta edad como uno, dos o tres años.

     Desde abril pasado, como parte de la política de “tolerancia cero” con la inmigración ilegal que sigue la Administración de Donald Trump, los niños son separados de sus padres nada más cruzar la frontera con México.

En medio de una ola de indignación popular por esas separaciones, un juez de California ha ordenado al Gobierno que entregue a los cerca de 3.000 niños separados a sus padres y ha fijado plazos para ello. “Sin sus padres, sin un familiar a su lado, sin un abogado, estos niños están realmente solos”, considera la abogada, quien ha representado a varios de estos menores en la corte. Para que no comparezcan completamente solos, abogados como Johansen-Méndez se presentan junto al menor como “amigo de la corte” y en su nombre solicitan al juez más tiempo antes de que decida sobre su deportación, con el argumento de que el niño está en proceso de ser reunificado con sus padres o entregado a un tutor legal en los Estados Unidos.

     Esos abogados están entre las pocas personas que son testigos de las audiencias, dado que estos casos son vistos a puerta cerrada y solo frente a un seleccionado grupo de personas. Johansen-Méndez relata que los niños inmigrantes más pequeños son llevados a la corte en grupos de aproximadamente 10 a 15. “Sinceramente creo que muchos de ellos ni siquiera entienden que están en una corte de inmigración, la corte es un lugar frío, donde solo están el juez, el abogado del gobierno y los intérpretes,” señala la abogada.

No se ha hecho adaptación alguna de las instalaciones para niños de tan corta edad, no hay juguetes para distraerlos, no pueden llevar comida y solo se pueden ver “bancas llenas de niños”.

     Sin embargo, algunos comienzan a jugar, a brincar, porque no pueden estar quietos, mientras otros solo quieren ver a sus padres, quieren estar con ellos nuevamente.

     Ante la falta de imágenes públicas de esas comparecencias, la cineasta Linda Freeman se decidió a realizar el vídeo “Solo en América”, que ha tenido un gran impacto en las redes sociales. El vídeo muestra a dos pequeños, un niño y una niña, sentados frente a un juez de inmigración. Sus pies ni siquiera tocan el piso y en sus caras se puede ver temor y confusión. Con la ayuda de unos audífonos escuchan al juez, que les pregunta si tienen un abogado o si saben qué es un abogado. A lo que los niños responden “no” o “no sé”.

     Johansen-Méndez indica que una vez que los menores salen de los albergues y son entregados a sus padres, familiar o tutor legal en los Estados Unidos les corresponde a ellos el contratar un abogado para que los represente ante una corte de inmigración.

     “Algunos padres no lo hacen porque no tiene dinero para hacerlo, por lo que temo que muchos de estos menores podrían regresar nuevamente solos a una corte de inmigración. Algunas veces sus padres o familiares no vienen con ellos porque tampoco cuentan con un estatus legal y temen pisar una corte de inmigración”, agrega.

     Tanto es así, que en los últimos tiempos se están viendo casos de padres que fueron separados en la frontera de sus hijos que optan por firmar su deportación para que les regresen más pronto a sus hijos.

Publicado en Nacionales
Jueves, 12 Julio 2018 14:52

Solución Alternativa

     El gobierno de Estados Unidos puede tener una alternativa tecnológica más humana y rentable para detener a las familias en la frontera. Pero no se ofrece a las miles de familias inmigrantes que han sido divididas a la fuerza en los últimos dos meses. Al menos no todavía.
     La mayoría de los migrantes detenidos por agentes de la patrulla fronteriza están inscritos en el programa “Alternativa a la Detención” del Servicio de Inmigración y Aduanas, que utiliza tecnología para rastrear a las personas en lugar de detenerlas físicamente. Desde que comenzó el programa piloto en 2004, estás técnicas permitieron rastrear personas a través de brazaletes en el tobillo, controles telefónicos con software de reconocimiento de voz y una aplicación móvil. Eso significa que las familias podrían permanecer juntas en lugar de estar en un centro de detención. Las tecnologías ofrecen una alternativa a la política de “cero tolerancia” que ha separado a más de 2,300 niños de adultos en la frontera de los Estados Unidos en solo cinco semanas.
     La política ha provocado una reacción pública masiva contra ICE, el Departamento de Seguridad Nacional y el presidente Donald Trump.
Alternativas
     El programa de alternativas tecnológicas le permite a ICE monitorizar inmigrantes sin encerrarlos. Tiene una baja tasa de falla. Un portavoz de ICE dijo que el programa tenía una tasa de cumplimiento del 99.8 por ciento, y que la mayoría de las audiencias sobre inmigración ocurrieron sin problemas.
     Hasta el 16 de febrero, ICE tenía 77, 417 personas inscritas en la supervisión electrónica, dijo el portavoz, mientras que aproximadamente 44, 000 personas fueron detenidas físicamente desde el 9 de junio. La supervisión electrónica continúa creciendo, con 26, 000 participantes más en 2018 que el año anterior .
     Las alternativas tecnológicas no se ofrecen a todos los inmigrantes que son atrapados, dijo.
     ICE decide caso por caso usando factores como inmigración e historia criminal en la consideración. ICE no tenía detalles sobre cuánto tiempo puede durar el proceso de aprobación. El portavoz tampoco aclaró por qué a las familias en las últimas cinco semanas no se les concedieron alternativas de detención.
     ICE dice que considera los vínculos familiares como parte de su aprobación. A fines de 2016, se aprobaron 50,825 personas directamente en sitios de procesamiento fronterizo en California, Arizona y Texas. Ese rápido proceso no ha sido el caso para miles de familias separadas.
Sí, hay un APP para eso
- El programa de monitorización desde dispositivos móviles funciona a través de un app llamado SmartLink. Desarrollado por Behavioral Interventions, una subsidiaria de la compañía privada de prisiones GEO Group. En su lenguaje de mercadotecnia, la compañía se autodenomina la “líder de EE.UU. en productos de monitorización de delincuentes”. La aplicación funciona mediante la configuración de eventos de calendario, recordatorios y comunicaciones entre los inmigrantes detenidos y la policía, lo que permite a las personas autorregularse. Los oficiales pueden usar la aplicación para monitorizar.

Publicado en Opinion
Jueves, 05 Julio 2018 14:57

¡Por Fin!

Llega la hora de la verdad para López Obrador.

Tras recibir un sólido mandato popular con su victoria en la elección presidencial de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador afronta ahora el enorme reto de hacer posible el gran cambio político que ha prometido. Acabar con la corrupción y la impunidad, reducir los niveles de violencia y mejorar las condiciones de vida de los mexicanos son las prioridades a las que se enfrenta López Obrador, que ha ganado la Presidencia en su tercera oportunidad tras sus derrotas en 2006 y 2012.

Junto al fuerte apoyo popular con alrededor de 50 % de los votos, López Obrador recibió, nada más cerrar los centros electorales, el reconocimiento de su victoria por parte de sus tres oponentes en la elección presidencial, lo que constituye un hecho sin precedentes en la política mexicana.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, felicitó rápidamente a López Obrador en un mensaje vía Twitter y se ofreció a trabajar juntos “por el beneficio

mutuo de Estados Unidos y México”. La principal organización de los empresarios mexicanos, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), le felicitó también y se ofreció a trabajar con el nuevo presidente para el bien de México.

Todos estos apoyos otorgan a López Obrador una enorme legitimidad y elevan, a la vez, el desafío de cumplir con las enormes expectativas creadas. La coalición de izquierdas que lidera López Obrador, denominada Juntos Haremos Historia, ha logrado además un éxito sin precedentes al ganar en cinco de los estados en que presentaba candidatos a gobernador, según resultados preliminares, mientras el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) se enfrenta a una enorme pérdida de poder, una debacle histórica.

Los resultados, todavía provisionales, confirman que las encuestas de opinión que otorgaban a López Obrador una amplia ventaja acertaron de pleno y aseguran también la limpieza en las elecciones y la ausencia del temido fraude que dominó durante décadas el sistema político mexicano.

Para López Obrador llega, por tanto, su hora de la verdad para un político profesional que comenzó en el PRI en los años 70, que participó en la fundación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y hace cuatro años creó el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que encabeza la coalición de izquierdas que lidera.

Hacer posible un cambio real y cumplir las promesas electorales son los grandes desafíos del próximo presidente, además de equilibrar sus tendencias populistas

con el político pragmático que demostró ser en su gestión de jefe de Gobierno de Ciudad de México (2000-2005). Los sectores conservadores de México y una parte de la clase empresarial temen sus tendencias cuasitotalitarias por sus fuertes convicciones propias y lo complicado que resulta hacerle cambiar de opinión.

Los empresarios que respaldan a López Obrador, como Alfonso Romo, no temen que la nueva administración, que comenzará su gestión el próximo 1 de diciembre, aplique un modelo radical que eche al traste las reformas estructurales de los últimos años.

En materia económica López Obrador repitió en su discurso triunfal que no habrá nacionalizaciones ni expropiaciones, y que tampoco subirá los impuestos ni aumentará la deuda pública del país. ¿De donde saldrá entonces el dinero para pagar los programas sociales que ha prometido? Programas sociales que van desde las ayudas a los pobres, los discapacitados, los ancianos o desempleados, a semejanza de los programas populares que aplicó cuando fue alcalde de la capital.

Su respuesta básica al interrogante de cómo pagar estos programas es que los fondos vendrán de las estrictas medidas de austeridad en la gestión de gobierno y de la lucha contra la corrupción que reportará a las arcas del gobierno más de 20.000 millones de dólares anuales.

Su modelo de político austero y frugal se asemeja al del ex presidente de Uruguay José Mujica. Un momento clave de la nueva administración vendrá con las decisiones sobre la continuidad o no de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México o la continuación de la reforma energética que comenzó en 2014 y que supuso el fin del monopolio estatal sobre la explotación de los hidrocarburos. López Obrador comenzó la campaña electoral prometiendo que cancelaría esa y otras reformas, pero como ganador habló ya de revisar y no cancelar esos contratos, en una muestra del pragmatismo al que parece obligado.

Publicado en México
Jueves, 28 Junio 2018 14:29

Política Cruel

La “sinrazón” de la separación familiar desde el barrio Latino de Washington.

No hay razón alguna que justifique separar a una mamá de su hijo”, dice Katherine Fuentes, de 14 años, desde un bar de Washington donde su madre, de origen hondureño, trabaja 12 horas diarias. “Como mis padres, solo (los inmigrantes) vienen aquí en busca de un futuro mejor para sus niños”, asegura, plenamente consciente, pese a su corta edad, de lo que está pasando en la frontera sur del país.

A unos minutos de Mount Pleasant, el barrio latino por excelencia de la capital, el presidente Donald Trump ejecuta desde la Casa Blanca su política de “tolerancia cero” con la inmigración, con la que ya ha provocado la separación de más de 2.500 niños de los brazos de sus padres en apenas dos meses.

Aunque el multimillonario firmó una orden ejecutiva para frenar las separaciones, la gran mayoría de esos menores siguen lejos de sus padres, internados en centros de acogida a lo largo de la frontera.

Fuentes tiene “la suerte” de haber nacido en Estados Unidos, sus padres se conocieron en Washington después de huir de El Salvador y Honduras, dos de los países con las cifras más altas de emigrantes hacia suelo estadounidense, y aunque no teme por los suyos, sufre por lo que escucha en las noticias. La adolescente recuerda el caso mediático de Beata Mariana de Jesús Mejía-Mejía, de nacionalidad guatemalteca, quien llegó al país en mayo en busca de asilo junto a su pequeño, pero ambos fueron separados por las autoridades.

Ante la situación, De Jesús decidió demandar la semana pasada a la Administración Trump para volver a ver a su hijo, y lo logró, por orden de un juez federal.

“Es triste que una mujer tenga que demandar a (al Gobierno de) Trump solo para poder volver a su hijo, para poder abrazarlo”, reflexiona la joven. “Eso no debería pasar jamás”. La madre de Katherine, Silvia Hernández, llegó hace más de 15 años a Washington, ha logrado regularizar su situación y ve con “mucha tristeza” lo que sus compatriotas y otros ciudadanos centroamericanos están viviendo en la frontera. Pero sobre todo, lo siente por los niños. “Sus vidas no serán iguales. Un niño no puede crecer igual si está lejos de su madre”, opina, mientras atiende a los clientes.

“Y todo es porque (Trump) quiere echarnos de aquí, devolvernos a nuestros países, donde hay tanta criminalidad y no hay trabajo. Hay razones para que la gente ponga en riesgo su vida para llegar a este país, incluso a sus niños”, argumenta. Hernández entiende la intención del presidente de impedir la entrada y deportar a los inmigrantes que hayan cometido delitos, pero, insiste: “No todos somos así”.

“Aquí también hay criminales, criminales que han nacido en este país y a los que no puede echar, la mayoría de nosotros solo queremos poder trabajar y tener una vida digna”, agrega. No obstante, en estos casi dos años de Gobierno del magnate, Hernández no siente que haya incrementado el odio hacia los latinos pese a la retórica y las medidas incendiarias que llegan desde la Casa Blanca.

“Yo no he notado que las cosas estén peor para nosotros. Pero sí para los que tratan de llegar. El señor (Barack Obama) no decía todas esas cosas sobre nosotros que ahora Trump dice. Pero ese rechazo hacia los inmigrantes ya existía antes, estaba ahí”, coincide María, que ya es abuela, y prefiere no dar su apellido. Ella llegó hace más de 25 años desde El Salvador, y el mensaje que manda para todas esas madres que intentan huir de su país es que no vengan a Estados Unidos.

“Yo les diría que no ven- gan. Que traten de arreglar sus cosas allá. Uno puede no tener dinero, y tener miedo a la vio- lencia -asegura-. Pero no hay nada peor para una madre que la separen de su hijo”.

Publicado en Nacionales
Jueves, 21 Junio 2018 14:16

Inaceptable Situación

Desde muy pequeño fui enseñado a que no importa las situaciones que lleguemos a pasar o los desacuerdos que debemos tener entre los miembros de la familia. Siempre la familia es primero, nunca debemos permitir una separación y el respeto entre nosotros es algo que debe tener prioridad.

Tristemente hace algunos días, pudimos observar a través de las redes sociales y medios de comunicación, las imágenes de niños puestos en “jaulas”, en la ciudad de McAllen, Texas, por la Patrulla Fronteriza. Situación que muchos ya califican de inaceptable, abuso infantil y violación a los derechos humanos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se lavó las manos y culpó a los demócratas del problema de inmigración en el país. Cuando en una conferencia de prensa, se refirió que los Estados Unidos no sería un campo de migrantes, ni un centro de detención de refugiados. Además mencionó en su cuenta de twitter que todas las personas que ingresan ilegalmente a los Estados Unidos, deben ser arrestados.

Por otro lado el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, no ha hecho declaraciones ante esta situación. Solo en la página de Presidencia de México en Twitter, el secretario de relaciones exteriores, Luis Videgaray, señaló que el gobierno de México no promueve la inmigración ilegal y manifestó que la administración no permanece indiferente ante la situación inhumana como la separación de familias migrantes, y así mismo condenó y llamó al gobierno de Estados Unidos a reconsiderar esta política.

Claro que existe un problema migratorio, pero tener a niños en jaulas y separarlos de sus padres ¿es la mejor solución? ¿Qué va a pasar con estos pequeños? ¿Quién se hará cargo de ellos? ¿Qué pretende el gobierno al manejar esta problemática de esta manera?

2.000 menores son los que hasta este momento se menciona que han sido separados de sus padres y las condiciones en las que se encuentran son detestables. Las imágenes muestras a las familias durmiendo en colchonetas y cubriéndose con mantas térmicas.

El gobierno del presidente Trump señala que procesara a todas las personas que entren ilegalmente a este país, y por eso los mantiene encerrados hasta ser juzgados.

“Algunos de los peores criminales están utilizando a los niños como un medio para entrar a nuestro país ¿Alguien se ha fijado en los crímenes que suceden al sur de la frontera?”, fueron las palabras del presidente de Estados Unidos en su cuenta social.

Sí señores, esta es la manera de ejercer la nueva política de Donald Trump “tolerancia cero”, para las personas que se atrevan a cruzar la frontera de este país.

Estoy de acuerdo con que se realice un mejor control en la frontera y que se proteja a este país de la entrada de personas que quieran llegar a hacer daño. Pero hacerlo de esta manera, separando a los niños de sus padres y dejándolos en estas condiciones, es inadmisible. Solo aquella persona que no tenga corazón o amor por el prójimo es capaz de no hacer, ni sentir nada al ver las imágenes y saber lo que está ocurriendo en este país.

Ojalá y pronto todos estos problemas migratorios tengan una solución favorable y que las autoridades se den cuenta que ésta no es la manera de cambiar la problemática migratoria.

Publicado en Opinion
Jueves, 14 Junio 2018 14:59

Ignoran a Trump

Los líderes occidentales han decidido ignorar la exaltada reacción en Twitter del presidente estadounidense, Donald Trump, que retiró su apoyo al comunicado de la Cumbre del G7 horas después del fin de la reunión, una actitud que podría repetirse en el futuro.

Un porta voz del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró que el Gobierno canadiense está concentrado “en todo lo que hemos conseguido aquí en la cumbre. El primer ministro no dijo nada que no haya dicho antes, tanto en público como en conversaciones privadas con el president.” Varios de los otros países del G7 reafirmaron su apoyo y validez del comunicado final, en efecto obviando la reacción de Trump como ya le ignoraron en la cumbre cuando propuso readmitir a Rusia en el club de naciones.

Francia fue uno de los países que más claramente indicó que no era “serio” intentar retirar el apoyo del comunicado final del G7 horas después de su firma.

Precisamente fue el presidente francés, Emmanuel Macron, el que 24 horas antes del inicio oficial de la 44 Cumbre del G7 en Canadá, apuntó a que la mejor forma de lidiar con la inconsistencia y arbitrariedad de Trump es ignorarle. Durante una rueda de prensa con Trudeau en Ottawa, el president francés dijo, refiriéndose a Trump, que ningún líder “vive para siempre”, apuntando a que su estancia en la Casa Blanca terminará.

Publicado en Latinoamérica
Jueves, 24 Mayo 2018 14:48

Se Defenden

“The Green Line”, el podcast “sin filtro” de La patrulla fronteriza, que dice proclamar su verdad.

Cada domingo, el Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC, en inglés) publica “The Green Line”, un pódcast en el que los agentes fronterizos y sus invitados, entre ellos el propio Donald Trump, expresan “sin filltros” sus opiniones bajo el lema “La verdad desde la frontera”.

Desde esta iniciativa que comenzó en 2015 se ha criticado a medios de comunicación, periodistas, grupos de derechos humanos, Gobierno mexicano y, en general, a todos aquellos que se oponen a las posturas migratorias de la presente Administración.

Y su alcance no se queda solo en los 17.000 agentes fronterizos a los que inicialmente iba dirigido, si no a miles de personas que lo descargan para conocer la visión de los agentes sobre lo que sucede en la frontera, o al menos su parte de la “verdad”.

“Actualmente el pódcast es escuchado a través de todos los Estados Unidos, sino también es bajado en otros países como Colombia, en Centroamérica, Brasil, Francia, Inglaterra y España, algo que no nos esperábamos”, dice Art Del Cueto, vicepresidente de NBPC.

En la ciudad de Tucson (Arizona) se trasmite además por la estación de radio 1030 KVOI y se encuentra disponible en redes sociales y en la propia web “The Green Line”, que toma su nombre del color de los uniformes de los agentes y la línea fronteriza que protegen. La popularidad del programa se incrementó después de que en mayo de 2016 Trump fuese entrevistado cuando aún era candidato a la Presidencia.

Entre otros invitados de los 207 programas grabados hasta la fecha destacan el senador por Arizona John McCain, y Brandon Darby, editor general del conservador y polémico medio Breitbart News, que patrocina este pódcast.

“Tratamos de ser una voz para los agentes, el poder explicar al publico la realidad del trabajo y del peligro que enfrentan todos los días los agentes de la Patrulla Fronteriza”, explica Del Cueto, quien actualmente es el único miembro del sindicato de la Patrulla Fronteriza involucrado activamente en el programa.

Con un tono duro y desafiante, cada semana Del Cueto expresa sus opiniones sobre diferentes temas que afectan directa o indirectamente a los agentes fronterizos.

“Muchas veces, como representante del Sindicato de la Patrulla Fronteriza, puedo dar entrevistas, pero estas siempre son editadas, sin embargo en ‘The Green Line’ podemos dar nuestro punto de vista sin filtros”, dice Del Cueto, quien en su programa ha dado un claro apoyo a la construcción de un muro fronterizo con México.

En los últimos programas dieron especial atención a la reciente llegada de una caravana de migrantes centroamericanos a la frontera que provocó la ira del presidente Trump y la movilización de soldados de la Guardia Nacional a la frontera, y que Del Cueto calificó durante el programa como “una invasión”.

Marcos K., agente de la Patrulla Fronteriza que, como es habitual entre los uniformados, no quiso revelar su apellido, asegura que es un fiel seguidor del pódcast fronterizo.

“Yo trato de escuchar cada programa, creo que es una forma de mantenerse informado. Sé que hay personas que no les gusta lo que se dice, pero es la realidad. Los Estados Unidos no pueden permitir que cualquier persona entre por nuestra frontera”, dice.

El agente considera “The Green Line” como un enlace informativo en el cual puede “confiar”, visión que no comparten grupos que defienden los derechos de los migrantes.

Uno de ellos es Richard Boren, director de la Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza, que considera, en declaraciones, que este programa promueve el “racismo” y que representa solo el punto de vista del sindicato de la Patrulla Fronteriza, que, en su opinión actúa, impunemente y abusa de su poder.

“Sabemos de las criticas y eso quiere decir que también escuchan nuestro programa. Invitamos a cualquiera que quiera venir y compartir su opinión”, invita Del Cueto.

Publicado en Nacionales
Página 1 de 10

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento