Miércoles, 18 Septiembre 2019
BREAKING NEWS
Jueves, 01 Marzo 2018 10:49

Debe Envolverse

Arzobispo resalta papel de la Iglesia Católica ante problemática migratoria.
La palabra de la Iglesia Católica “es muy importante” frente a la problemática de la migración, en especial en EE.UU., a afirmó el secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, José Octavio Ruiz Arenas. “Desafortunadamente,
el tema migratorio en Estados Unidos se ha complicado muchísimo por el peligro de deportaciones”, dijo Ruiz Arenas, quien asistió a un encuentro organizado por la arquidiócesis de Nueva York.
El jerarca advirtió en una entrevista telefónica con Efe que las deportaciones pueden “causar división de las familias” y “quitar oportunidades a tantos jóvenes que llegaron de niños a EE.UU.” y ahora se enfrentan a que “de un momento a otro los pueden mandar a un país que ellos no conocen y en donde ya no tienen ninguna raíz”.
“De tal manera que la palabra del papa y de la Iglesia es muy importante en este campo”, sostuvo el número dos del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, el organismo que lidera las nuevas formas de llevar el Evangelio a las comunidades, en especial las de mayor tradición cristiana.
El prelado, que también es arzobispo emérito de la ciudad colombiana de Villavicencio y se desempeñó como vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, fue el orador principal del “V Encuentro”, que este sábado congregó a unos 600 clérigos y feligreses y concluyó con una eucaristía encabezada por el arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan.
Ruiz Arenas destacó que los obispos en Estados Uni- dos “tienen una gran sensibilidad” ante la situación migratoria y “están haciendo todo lo posible” para que las políticas en este ámbito “no vayan a perjudicar la unidad familiar y que no se vayan a cometer demasiadas injusticias”.
En ese contexto, indicó que el aumento de la comunidad católica estadounidense se debe, en gran parte, “a la migración de latinos que continúan con su fe, con sus costumbres, con su cultura”. Y para explicar la importancia de esta comunidad para el Episcopado estadounidense, destacó que en este país residen alrededor de 60 millones de latinos.
“Es una comunidad que no solamente vino buscando mayores recursos y posibilidades sino que ha dado un gran aporte al crecimiento y al desarrollo de Estados Unidos con trabajos muchas veces humildes, pero que son trabajos que han servido para el progreso de esta nación”, agregó.
Ruiz Arenas recordó igualmente que el papa Francisco “es muy sensible a toda esa temática de la inmigración”.
El “V Encuentro” tuvo lugar después de reuniones similares celebradas en 1972, 1977, 1985 y 2000.
La jornada tenía como objetivo reflexionar sobre la situación social y pastoral de los hispanos, analizar las formas en las que la Iglesia Católica estadounidense puede responder a las necesidades de sus feligreses y promover la formación de estos como misioneros, según los organizadores.

Publicado en Nacionales
Jueves, 01 Marzo 2018 10:46

Negociación Final

Negociaciones de TCLAN llegan a su fase decisiva en una Nueva ronda en México
La última ronda pactada de negociaciones del TLCAN, aunque se esperan unas cuantas más, que arrancó en México, supone el inicio de una etapa decisiva que habrá de abordar, sin dilaciones, temas tan controvertidos como el del sector automotriz.
“Estas son rondas de cierre, ya debe haber acuerdos, espero una declaración pública al final de la ronda sobre algunos acuerdos acabados, y posturas”, dijo hoy a Efe el especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Manuel Valencia.
La séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se celebra desde hoy y hasta el 5 de marzo en la Ciudad de México, con el secretismo habitual que acompañan estas conversaciones, pero un ambiente mucho más halagüeño.
“Hay un optimismo prudente, con muchas posibilidades para avanzar, lo que nos permite pensar que se van a cerrar capítulos”, dijo a Efe el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.
De esta manera, se esperan avances en estas conversaciones en ámbitos como el de telecomunicaciones, el de comercio electrónico e incluso el laboral, que esta semana el ministro de Trabajo de México, Roberto Campa, consideró que no supone un “obstáculo”.
Estos se sumarían a otros capítulos ya cerrados, como el de pequeñas y medianas empresas (pymes) o el de anticorrupción. Además, parece que se van a encarar frontalmente los asuntos más espinosos, como la cláusula ‘sunset’ que obligaría a revisar este tratado en vigor desde 1994 cada cinco años, de solución de controversias y de las reglas de origen en el sector automotriz, que buscan garantizar el uso de productos fabricados en la región. Estados Unidos exige que el nuevo convenio incremente el contenido de su nación de los vehículos que se montan en la región, y que hasta ahora está frijado en el 65 %.
“Es un tema muy amplio que naturalmente va a abarcar muchas rondas de discusión con asuntos como contenido nacional, reglas de origen y tratamiento”, apuntó el representante del Partido Republicano de EE.UU. en México, Larry Rubin, quien consideró que se optará, finalmente, por unas reglas que impulsen el “contenido regional”.
Desde la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), se está coadyuvando al equipo negociador para presentar la propuesta mexicana en este aspecto.
Medio año después del inicio de conversaciones, se alejan entonces los peores presagios y el presidente de EE.UU., Donald Trump, que considera este tratado “un desastre” para los intereses de su nación, parece mucho más calmado. Además, se anunció que se está preparando una reunión entre el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el mismo Trump. Y si bien se desconoce lugar y fecha, se ha interpretado como un acercamiento de posturas.
Según el diario The Washington Post, los planes para este encuentro se truncaron esta semana tras una discusión por el muro en un diálogo telefónico entre ambos mandatarios, aunque desde la Presidencia de México no emitieron comentario alguno, según confirmó una fuente oficial.
La duda radica hoy en cuándo se cerrarán estas negociaciones. En un principio, se pactaron siete rondas, pero se sobrentiende que habrá unas cuantas más. Para Rubin, el más optimista, se llegará a nueve rondas, mientras que para Valencia, se conseguirá el acuerdo final antes de las elecciones del 1 de julio en México. Castañón opinó que los comicios no han de ser “determinantes” para el avance de las negociaciones, y el coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del CCE, Moisés Kalach, expresó en días recientes que, de llegar hasta el 2019, el TLCAN quedaría en “estado zombi”.
Hay mejores perspectivas, pero el impacto en la economía es evidente. México creció el 2 % en 2017 y la economía se ha ido ralentizando a medida que pasaba el año, y ello se debe, en buena medida, a que inversionistas y empresarios están a la expectativa del futuro del tratado. Alertó de ello hace apenas unos días la agencia calificadora de riesgos Moody’s: “La incertidumbre en torno al futuro del TLCAN continúa nublando la perspectiva”.

Publicado en México
Viernes, 23 Febrero 2018 09:49

Exigen control

Decenas de personas, la mayoría estudiantes de escuelas del área metropolitana de Washington, se manifestaron ante la Casa Blanca para pedir un mayor control de armas tras el tiroteo que dejó 17 muertos en una escuela secundaria de Parkland (Florida).

En varios turnos, distintos grupos de estudiantes se tumbaron en la Avenida Pensilvania, justo delante de la Casa Blanca, durante 3 minutos cada vez, para simbolizar el poco tiempo que tardó el autor del tiroteo de Florida, Nikolas Cruz, en comprar el rifle semiautomático AR con el que perpetró la matanza.

Al quedarse inmóviles en el suelo, los estudiantes también querían representar a las víctimas de los numerosos tiroteos registrados en escuelas o centros educativos del país en los últimos años. “Queremos enviar un mensaje a los políticos, decirles que tienen que hacer algo ante esto, que es su responsabilidad, porque ellos dan voz al pueblo y nosotros somos el pueblo”, dijo una de las organizadoras de la protesta, Eleanor Nuechterlein, a la cadena de televisión local WUSA9.

Después del tiroteo de Florida en días pasados, Nuechterlein y una compañera suya del penúltimo curso de un instituto de Washington, Whitney Bowen, crearon un grupo en Facebook llamado “Adolescentes a favor de una reforma de las armas”, y comenzaron a planear la manifestación. Inicialmente, su idea era formar junto a unos amigos un grupo de 17 personas, una por cada víctima mortal del tiroteo en Florida, y tumbarse frente a la Casa Blanca para exigir acción al presidente estadounidense, Donald Trump, y el Congreso.

Pero, tras publicar la convocatoria en Facebook, unas 120 personas mostraron interés en ir, por lo que decidieron formar grupos para tumbarse ante la residencia presidencial.

Publicado en Nacionales
Viernes, 23 Febrero 2018 09:48

Un pequeño paso

El presidente Donald Trump da un pequeño paso hacia el control de armas tras el tiroteo en Florida.

El presidente Donald Trump, dio un pequeño paso hacia un posible refuerzo del control de armas en Estados Unidos al respaldar un proyecto de ley sobre el tema, en un cambio de postura después de obviar el asunto durante más de un año en su respuesta a los tiroteos en el país.
Trump, que durante la campaña electoral se alió con quienes se oponen a cualquier límite a la posesión de armas de fuego en Estados Unidos, hizo una leve concesión a quienes han clamado por un mayor control del armamento a raíz del tiroteo que dejó 17 muertos en una escuela secundaria de Parkland (Florida).
Lo hizo al apoyar un proyecto de ley presentado en noviembre por el senador republicano John Cornyn y el demócrata Chris Murphy, que tendría un alcance limitado porque solo trataría de aumentar la eficacia de la base de datos nacional sobre antecedentes criminales, para impedir que las personas allí incluidas puedan comprar armas. “El presidente habló con el senador Cornyn sobre el proyecto de ley bipartidista que presentaron el senador Murphy y él para mejorar el cumplimiento a nivel federal de la legislación de vericación de antecedentes criminales”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado.
“Aunque las conversaciones continúan y se están considerando cambios (al proyecto de ley), el presiden- te apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes”, añadió.
Ese gesto supone un cambio en la posición de Trump, que durante su presidencia solo ha tomado una medida relacionada con las armas: la rma, hace un año, de una ley que suspendía una regulación del expresidente Barack Obama para impedir que las personas con problemas mentales puedan acceder a la compra de armamento. Trump apoya a la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión que se opone a cualquier límite a la posesión de armas en Estados Unidos, y el año pasado prometió a esa organización que tendrían “un amigo en la Casa Blanca”. Sin embargo, su anuncio no supone una traición a la NRA, dado que ese grupo aseguró en noviembre que no se oponía al proyecto de ley de Cornyn y Murphy.
De hecho, el plan de los senadores no buscaría aumentar el tipo de control de antecedentes de armas que se hace a posibles compradores, del que actualmente están exentos, en la mayoría de los estados, aquellos clientes que negocien con vendedores sin licencia, como los que operan a través de Internet o en ferias de armas. La propuesta de Cornyn y Murphy tiene un objetivo más modesto: fortalecer la base de datos del Sistema Nacional Instantáneo de Vericación de Antecedentes Criminales (NICS, en inglés), utilizado por el FBI para comprobar en cuestión de minutos si alguien que solicita comprar un arma ha cometido algún delito. Esa base de datos está incompleta, porque algunos estados y agencias federales no cumplen el requisito de informar al NICS cuando condenan a un sospechoso de un crimen.
El proyecto de ley daría incentivos nancieros a los estados que informen al NICS de cualquier condena criminal, además de aplicar el requisito ya existente de que las agencias federa- les transmitan a esa base de datos la información que ten- gan sobre esas sentencias.
El apoyo de Trump podría generar un impulso para ese proyecto de ley que muchos expertos consideran el único capaz de salir adelante en el actual Congreso, controlado por los republicanos.
Pero no está claro que el debate en el Congreso pueda mantenerse una vez que des- aparezcan los titulares sobre el tiroteo en Florida.
En octubre pasado, después de que un tiroteo en un concierto en Las Vegas dejara 58 muertos y 489 heridos, la Casa Blanca armó que daba “la bienvenida a un debate” sobre la posibilidad de restringir la venta de unos dis- positivos usados en ese ata- que, y que permiten que las armas de fuego puedan dispararse más rápido.
No obstante, el debate sobre la regulación de esos mecanismos, llamados en inglés “bump stocks”, nun- ca cobró fuerza en el Con- greso, y muchos estadounidenses son escépticos de que el liderazgo de Trump baste para lograr que el Senado dé prioridad al control de armas.

Publicado en Nacionales
Jueves, 15 Febrero 2018 09:43

Origen soñador

El origen de una buena parte de los “soñadores” de Estados Unidos.

La primera “soñadora” de EE.UU. se apellida Lee, tiene origen coreano, y su historia conmovió profundamente hace 17 años al senador demócrata Dick Durbin, empeñado ahora más que nunca en hallar una solución para los miles de jóvenes indocumentados que permanecen entre las sombras.

Nacida en Brasil, y de padres coreanos, Tereza Lee era una niña prodigio: había aprendido a tocar sola el piano, con horas de práctica y hasta había tocado como solista con la Orquesta Sinfónica de Chicago, uno de los conjuntos sinfónicos más importantes del mundo. Admitida ya en algunas de las escuelas de música más prestigiosas del país, pero tenía un problema: sus padres la habían traído a EE.UU. de forma irregular con solo 2 años, era indocumentada y

temía ser descubierta por las autoridades migratorias.

Entonces, Durbin recibió la llamada de Ann Monaco, una profesora de una importante escuela musical de Chicago, la mayor ciudad del estado de Illinois, que el demócrata representa en el Senado. Gracias al apoyo de Durbin, Lee cumplió su sueño y estudió en la Escuela de Música de Manhattan y, en 2009, debutó en la sala de conciertos Carnegie Hall en Nueva York.

El legislador presentó en 2001 ante el Congreso el “Dream Act” (Ley del Sueño), la primera iniciativa que planteaba abrir la puerta del país a los “soñadores” y otorgarles la ciudadanía de Estados Unidos, aunque nunca prosperó. “Soñadores” es desde entonces el término con el que se conoce a los jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños, de los que algunos se acogieron a la Acción Diferida (DACA), programa aprobado en 2012 y que protegía al colectivo de la deportación.

El “sueño” de Lee simboliza una realidad que legisladores y grupos de presión olvidan con frecuencia: no todos los “soñadores” tienen origen latinoamericano y, de hecho, unos 130.000 nacieron en diferentes países de Asia, según estimaciones de Nakasec, un grupo que defiende a los inmigrantes asiáticos.

Jie Zong, analista política del Instituto de Política Migratoria, aseguró que la mayoría de los asiáticos que deciden emigrar a Estados Unidos lo hacen para mejorar económicamente, pero otros como los nacionales de China también buscan asilo político.

Según Zong, la mayoría elige viajar por vía aérea con permiso temporal que acaban por infringir al quedarse en EE.UU. más tiempo de lo permitido, mientras que otros viajan en barco con grupos de contrabando y algunos llegan a México para cruzar a través de la frontera común con Estados Unidos.

Park es el apellido que une a Maro y Christine, dos surcoreanos separados por los más de 4.000 kilómetros que hay entre Virginia y California. Maro Park no tuvo “ninguna oportunidad” de trabajar legalmente cuando salió del instituto y tuvo que recurrir a labores pagadas en negro hasta que en 2012 se aprobó la regulación de los “soñadores”.

“Antes de graduarme mi vida era bastante triste sabiendo que no iba a poder ir

a la Facultad en condiciones, un golpe moral tremendo”, narró el joven, que antes tuvo que emigrar a Japón huyendo de la crisis financiera de Corea del Sur. Ahora, él ha perdido su DACA tras la cancelación del Gobierno.

Publicado en Inmigracion
Jueves, 08 Febrero 2018 12:40

Sin acuerdo

Presidente Trump acepta el plan si hay fondos para el muro.

A pocas semanas del plazo que el presidente Donald Trump dio al Congreso para aprobar una legislación que proteja a los amparados por la Acción Diferida (DACA) y a días de un nuevo posible cierre parcial del Gobierno, los legisladores siguen divididos y el panorama es desalentador para los “soñadores”. A pesar de los esfuerzos de los defensores de los jóvenes de evitar llegar a estas alturas sin una solución, los esfuerzos por atar una ley que los proteja al presupuesto de 2018 no han tenido los resultados esperados, a pesar incluso de que el gobierno estuvo cerrado en enero durante tres días al no llegar a un acuerdo. “Este plazo del 5 de marzo no depende de los republicanos, ellos no quieren nada en la mesa de negociaciones a menos que los presionen”, advirtió Octavio Pescador, investigador y profesor de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

En su opinión, todo “está en manos de los demócratas” y de la presión que exista para cumplir antes de que se llegue al 5 de marzo establecido por Trump en septiembre pasado al anunciar la decisión de cancelar este programa que ha protegido de la deportación de los jóvenes.

Publicado en Nacionales
Jueves, 01 Febrero 2018 09:45

Da Su Respeto

El Presidente Donald Trump escribe carta a líderes Africanos para expresar su “profundo respeto”
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió en días pasados una carta a diversos líderes de países africanos con el propósito de expresarles su “más profundo respeto”, según una información divulgada por la cadena NBC News.
Además de expresar su respeto, en la carta, de la que la cadena no ha revelado ni el contenido completo de la misiva ni los destinatarios, Trump habría anunciado una próxima visita del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, al continente africano.
Con esta misiva el mandatario estadounidense habría querido apaciguar los ánimos tras la controversia surgida el 11 de enero, cuando diversos medios revelaron que duran- te una reunión con legislado res Trump se había referido a algunos países latinoamericanos y africanos como “países de mierda”.
El presidente habría pronunciado estas duras palabras al sugerir que preferiría recibir inmigrantes de Noruega en vez de los países que se benefician del programa de Esta- tus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití o Sudán. “¿Por qué tenemos a toda esta gente de países de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump durante un encuentro en el que republicanos y demócratas negociaban una ley presupuestaria, cuya posible aprobación estaba a expensas de un acuerdo en la reforma de la política migratoria entre ambas partes.
La situación generó una crisis diplomática con países como Ghana o Nicaragua, cuyos respectivos Gobiernos condenaron las palabras del presidente y exigieron un respeto a sus conciudadanos.
Pese a que el mandatario negó la veracidad de la información y acusó a la oposición demócrata de haber inventado el rumor, la Casa Blanca también recibió duras quejas por parte de organismos como la ONU. La Unión Africana y varios Gobiernos del continente tacharon de “racistas” y “sorprendentes” los comentarios, “dada la realidad histórica de cómo muchos africanos llegaron a los Estados Unidos como esclavos”.

Publicado en Nacionales
Jueves, 25 Enero 2018 09:32

Endurece Política

Donald Trump endurece la política con Venezuela y se aleja de cuba en su primer año.

En solo un año en la Casa Blanca, el presidente Donald Trump ha endurecido la política con Venezuela, retrocedido en la relación con Cuba y soliviantado a un socio clave como México con su empeño en construir un muro fronterizo. Con Trump, la diplomacia y el discurso moderado de Barack Obama, han dado paso a una retórica dura y muchas veces ofensiva hacia Latinoamérica y sus inmigrantes en Estados Unidos. El magnate republicano empezó su campaña electoral en 2015 diciendo que México no envía “a su mejor gente” sino a “violadores”, “gente que trae crimen y drogas”, y mañana cumple un año en la Presidencia entre críticas por haber llamado supuestamente “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y los países africanos.

Este discurso, acompañado de medidas migratorias dramáticas para la comunidad hispana, ha perjudicado notablemente la imagen de Estados Unidos en la región: su aprobación cayó del 49% en el último año de Obama al 24%, según el sondeo más reciente de Gallup.

“La credibilidad y reputación de Estados Unidos en Latinoamérica se ha visto perjudicada en el último año”, explicó el presidente del Diálogo Interamericano, Michael Shifter, quien subraya que esos números son “especialmente malos” en México.

El país vecino, de donde son originarias más de 36 millones de personas en EEUU, sigue siendo la diana favorita de Trump, que continúa arengando a sus seguidores con el mismo grito de guerra que le llevó a la Presidencia: “¿Quién pagará por el muro? ¡México!”.

Además de esa retórica y de su política antinmigrante, “la nueva política hacia Cuba, la negación del cambio climático y el proteccionismo económico también han minado la imagen de EEUU en Latinoamérica”, señaló Benjamin Gedan, que fue director para Sudamérica en el Consejo de Seguridad Nacional de Obama. “El Gobierno de Trump siempre pone los intereses comerciales del país por delante de otras consideraciones. Eso es evidente en el trato descarnado hacia México, un socio económico y de seguridad clave, y en su manejo de Argentina, que se llevó la mala sorpresa de la imposición de altísimas tarifas a sus exportaciones de biodiésel”, indicó el también experto del Wilson Center. Aunque con un estilo totalmente opuesto, hay dos aspectos comunes a la política de Trump y Obama hacia Latinoamérica en los que todos los analistas consultados coinciden: ninguno de los dos la situó entre las prioridades de política exterior y ambos identificaron la crisis de Venezuela como el mayor reto regional. Trump ha intensificado la presión al Gobierno venezolano con continuas rondas de sanciones económicas individuales y también, por primera vez, financieras, pero ha evitado hasta el momento la medida más rotunda, el embargo petrolero, que reclaman algunas voces como el secretario general de la OEA.

Venezuela ha sido desde que ganó las elecciones un tema principal de conversación con los presidentes latinoamericanos y con el español, Mariano Rajoy, y Trump ha hecho gestos simbólicos que evitó Obama como recibir en el Despacho Oval a la opositora Lilian Tintori. Detrás de ese encuentro, y de su política de mano dura hacia Caracas y La Habana, está el senador de origen cubano Marco Rubio, que ahora presiona para aplicar medidas más rigurosas ante los supuestos ataques a 24 funcionarios estadounidenses en Cuba. EE.UU. acusa al Gobierno cubano de conocer al autor de esas agresiones y no haber protegido a sus diplomáticos -algo que Cuba niega- y por eso dejó su embajada en La Habana en mínimos el pasado septiembre, al tiempo que expulsó de Washington a 17 funcionarios.

Publicado en Latinoamérica
Jueves, 25 Enero 2018 09:23

Resistencia Viva

La resistencia contra el presidente Donald trump celebró un año con la “marcha de las mujeres.”

El sombrero rosa que llenó las calles de EE.UU. hace un año en la “Marcha de las Mujeres” es hoy el símbolo de un movimiento de resistencia social al presidente Donald Trump que promete batalla en las próximas elecciones legislativas.
Aquel momento histórico mutó enseguida en un movimiento que, como aquella marcha, congrega a mujeres y hombres alarmados por las políticas de Trump contra los inmigrantes, los derechos. reproductivos, el medioambiente o la cobertura sanitaria.
En los primeros meses de Trump en la Casa Blanca, casi cada n de semana había una manifestación por alguno de esos temas, una movilización social que el país no vivía desde las protestas contra la Guerra de Vietnam de los años sesenta y setenta, ni siquiera en la convulsa era de George W. Bush. Uno de los momentos más impresionantes fue la inmediata y masiva respuesta al veto migratorio contra varios países de mayoría musulmana: miles de manifestantes y abogados inundaron los aeropuertos en medio del caos que provocó la medida. La movilización siguió con toda su fuerza en los días y meses siguientes: contra la conformación de Jeff Sessions como scal general, contra la construcción de un oleoducto en Dakota del Norte, contra las políticas antimusulmanes o contra los intentos de derogar la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama.
El país también supo lo que es vivir un día sin inmigrantes y otro sin mujeres, dos jornadas de huelga para visualizar la gran contribución social delos dos colectivos más atacados retórica y políticamente por Trump. Los estadounidenses perfeccionaron el arte de la pancarta y el grito comunitario en marchas multitudinarias por la ciencia y la justicia social o contra la falta de control sobre las armas y la ambigüedad de Trump hacia los grupos supremacistas.
El 12 de agosto, la resistencia salió a la calle en Charlottesville (Virginia) en rechazo a las marchas de grupos neonazis llegados a esa progresista ciudad universitaria para protestar por la retirada de una estatua en honor al bando confederado de la guerra civil, formado por los estados secesionistas favorables a la esclavitud y perdedor de la contienda. La jornada terminó en tragedia: un joven blanco neonazi arrolló con su automóvil a los manifestantes antifascistas, matando a una chica e hiriendo a 20 personas. Una frase de la víctima, Heather Heyer, se convirtió en uno de los lemas de la resistencia a Trump: “si no estás indignado, no estás prestando atención”. Los últimos doce meses no han dado tregua al enfado social: el curso comenzó con Trump poniendo n al programa (DACA, acción diferida para los llegados en la infancia) que protege de la deportación a unos 800.000 jóvenes indocumentados. Para estos “soñadores”, como se les conoce, la esperanza es que un juez federal ha bloqueado temporalmente la medida.
Algunos analistas atribuyen también el gran despegue de la campaña contra el acoso y el abuso sexual “Me too” (“Yo también”), fundada hace 10 años, al clima de movilización social en el Estados Uni- dos de Trump, un presiden- te acusado por varias mujeres de conducta inapropiada y que afirmó que con las mujeres “puedes hacer cualquier cosa”, como “agarrarlas por el coño”.

Publicado en Nacionales
Viernes, 01 Diciembre 2017 11:09

Recibirán a Tillerson

"Él tiene previsto un viaje a América Latina en enero, no ha definido a qué países, pero obviamente es de su interés intensificar el grado de concertación que tenemos", dijo, sobre todo, respecto a la crisis venezolana, el asunto regional que más preocupa a EE.UU.

"Naturalmente he invitado al secretario de Estado a que visite Perú (en esa gira) y él ha aceptado", agregó el ministro.

El viaje de Tillerson, que aún no ha sido anunciado oficialmente por el Departamento de Estado, sería su primera gira latinoamericana y llegaría justo al cumplirse un año de su llegada a la jefatura diplomática de EE.UU. de la mano del presidente Donald Trump.

La visita de más alto nivel del Gobierno Trump a la región ha sido hasta ahora la del vicepresidente Mike Pence, en agosto, cuando visitó Panamá, Colombia, Argentina y Chile.

Ese viaje, como todo apunta que ocurra con el de Tillerson, estuvo marcado por la crisis venezolana y, sobre todo, por las polémicas declaraciones de Trump justo antes de su partida, cuando dijo que no descartaba la "opción militar" en el país petrolero.

El tema de la crisis política y social en Venezuela está presente en todas las conversaciones de Trump y su equipo con los Gobiernos latinoamericanos desde su victoria electoral en noviembre del año pasado.

Esa crisis planeará también sobre la Cumbre de las Américas que acogerá Lima en marzo de 2018, una cita clave tras la histórica de Panamá de 2015, marcada por ser la primera a la que acudió Cuba.

El canciller peruano confirmó que Venezuela será invitada a la cita continental porque, aunque es muy crítico con el Gobierno de Nicolás Maduro, "no se puede romper la tradición de invitar a todos los países del hemisferio occidental".

Luna también invitó a la cumbre a Tillerson, que aceptó acudir, además de visitar el país en su gira prevista para enero. 

Publicado en Latinoamérica

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento